Telefonszám és WhatsApp

+36 70 886 7668

E-mail

info@deqishiatsu.com

A kezelésekhez

előzetes időpontegyeztetés szükséges.

Para quien tenga pocos conocimientos sobre la aromaterapia; se podría definir como el uso terapéutico de los aceites esenciales conseguidos de las plantas aromáticas, flores, resinas y frutos. Las formas de uso más extendidas son vía olfatoria por la difusión de las aromas en el ambiente o vía tópica. (Existe la posibilidad de tomar algunos de los aceites esenciales vía oral pero por sus peligros y complejidad recomendamos no hacerlo. Por un lado porque para ello se deben utilizar sólo aceites esenciales quimiotipados y de la mejor calidad certificada y comprobada e ecológica. Y por otro porque muchos de ellos pueden llegar a ser tóxicos y peligrosos para la salud.) Sin embargo su uso vía difusión y su uso tópico son muy seguros teniendo en cuenta unas pocas precauciones. Sus beneficios son múltiples y maravillosos, al igual que sus aromas. Por un lado tienen una serie de efectos fisiológicos por sus propiedades basados en sus principios activos y por otro lado tienen sus efectos a nivel emocional y mental causados por reacciones neurológicas poco conocidas y estudiadas a través del olfato. De forma experimental todos sabemos que estos efectos y conexiones neurológicas existen y con el tiempo seguro que les van a ir descifrando pero mientras tanto podemos aprovechar y usarlos según los conocimientos y experiencia existente. A nivel emocional funcionan algo así como cuando huele a café por la mañana y eso nos genera una sensación reconfortante o la fragancia de unas flores que nos alegran el corazón. El olfato es de los sentidos más antiguos y sus funciones siguen siendo importantes aunque poco sepamos de ellos.  Experimentando con los aceites esenciales se pueden clasificarlos según si tienen un efecto más calmante, revitalizante o si ayudan la concentración, por ejemplo. Muchos de ellos sirven para más de una cosa por lo tanto esas clasificaciones son algo subjetivas pero útiles. A nivel físico sus propiedades se pueden agrupar en analgésico, antiinflamatorio, antiséptico, astringente, carminativo, cicatrizante, circulatorio, fungicida, tonificante… Por todas esas propiedades físicas, emocionales y psíquicas se utilizan en las formulaciones de aceites de masaje y aceites faciales. Según las necesidades de la persona se eligen las esencias más adecuadas y se hace la sinergia. Lo mejor es que la suma de los aceites esenciales puede dar sinergias aromáticas sorprendentes e inesperadas; potenciando los efectos que tendrían por separados. Son simplemente maravillosos, maravillosos. Por todo ello su uso en la reflexología podal aumenta los beneficios del masaje.

Actualmente estoy preparando el material para un taller de aromaterapia práctica donde explicaré más detalles sobre las propiedades de los aceites esenciales más conocidos e utilizados, su forma de uso y contraindicaciones.

Os animo a su uso en el hogar en esos momentos difíciles de llevar. Como algo muy básico recomiendo la difusión del aceite esencial de lavanda para relajar; limón, ravintsara o tomillo para desinfectar el ambiente, pomelo o bergamota para revitalizar y romero para la concentración y meditación.

Salud, amor y fuerza.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *